Olot

Capital de la Garrotxa

Olot, la capital de la comarca de la Garrotxa, está situada en una llanura atravesada por el río Fluvià y la riera de Riudaura. La ciudad está rodeada por las sierras de Sant Valentí, Aiguanegra, Batet, Marboleny y Sant Valentí de la Pinya.

Olot, “La ciudad de los volcanes”, es una ciudad especialmente conocida por su interés natural y por formar parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. En su término municipal hay cuatro volcanes: el Montsacopa, el Montolivet -estos dos, visitables-, la Garrinada i el Bisaroques. Las poblaciones alrededor de Olot también guardan un rico patrimonio natural con los humedales de la Moixina y el volcán Croscat. También es remarcable el singular jardín botánico del Parc Nou.

La ciudad de Olot tiene un interesante patrimonio cultural. Arquitectónicamente, se pueden destacar varios monumentos de estilo modernista (casa Gayetà-Vila, casa Solà-Morales, casa Masramon…), así como los Claustres del Carme, renacentistas. Estos claustros forman parte del recinto de la Escola d’Art de Olot, y tienen el siguiente horario de apertura: días lectivos abierto durante el horario escolar. Días festivos y vacaciones escolares de julio y agosto, abierto de lunes a sábado: de 10h a 19h y domingos y festivos: de 10h a 13h. Resto del año, abierto de lunes a jueves de 8.30h a 18h, viernes de 8.30h a 15h, sábados de 10h a 18h, y domingos y festivos de 11h a 13h.

En cuanto a pintura y escultura, hay que remarcar la importancia de la Escuela de Olot, que tiene una buena representación de obras en el Museo Comarcal de la Garrotxa. Pintura, escultura y cerámica son elementos claves del ambiente artístico de Olot, sin olvidar la gran tradición pesebrística y los talleres de santos, de renombre Mundial.