Castellfollit de la Roca

El pequeño pueblo de Castellfollit de la Roca se alza sobre una espectacular pared basáltica de 50 metros de altura y de casi un kilómetro de longitud recortada por el río Fluvià.

Los estrechos callejones del pueblo desembocan en la antigua iglesia de Sant Salvador, en el extremo del riscal, donde hay un mirador con unas vistas privilegiadas.

Castellfollit de la Roca es una de las puertas de entrada al Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.