Ir de camping a la Garrotxa para descubrir una ermita asombrosa

Ir de camping a la Garrotxa para descubrir una ermita asombrosa

La comarca de la Garrotxa tiene muchos secretos por revelar. Pero hay uno que os sorprenderá como ningún otro en la provincia de Girona. En el interior de uno de sus volcanes se encuentra la ermita románica de Santa Margarida de Sacot. Una construcción que enamora por su curiosa ubicación geográfica y que da nombre al cráter apagado que la acoge.

Los campings en Olot y sus volcanes

El volcán dejó de lanzar lagos de lava hace 11.500 años al que ahora es el Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa. La ermita quedó destruida como consecuencia de intensos movimientos sísmicos en el año 1428. El templo se volvió a alzar sobre las coladas de lava petrificada en el año 1865. En la actualidad, si venís de cámping a la Garrotxa, no os costará encontrarla.

La ermita se localiza en el municipio de Santa Pau. Durante mucho tiempo estuvo olvidada y abandonada. Con el paso de los años, el visitar esta zona de la garrotxa se convirtió en un ritual habitual para los exploradores de parajes naturales únicos en la península ibérica. En el presente, la ermita de Santa Margarida es un monumento protegido como Patrimonio Arquitectónico Catalán.

Una construcción pequeña pero sorprendente al mismo tiempo por su enclave rodeado de rocas volcánicas. Una invitación al paseo entre lindos robles, bellas encinas y preciosos hayedos. Santa Pau es uno de los pueblos medievales de parada obligada para descubrir el área volcánica de la Garrotxa. Os recomendamos que para organizar la visita, reservéis alojamiento en el camping en la Fageda más especial: el Camping Lava.

El parque natural de la Garrotxa y su historia

La Fageda d’en Jordà es una de las reservas ecológicas integradas en el parque natural de la zona volcánica de la Garrotxa. Un bosque único y diferente porque sus hayedos crecen sobre las coladas de lava que expulsó el volcán Croscat. Un cráter ahora apagado que se encuentra muy cerca de la zona de camping en Olot, y que merece la pena visitar.

Tal y como decía el poeta catalán Joan Maragall, al descubrir el parque natural de La Fageda, “te cogerá un dulce olvido de todo el mundo”. Y para ello, os proponemos formas para hacerlo que serán inolvidables.

Los ponis y el trenecito de la Garrotxa

Pasear por la Fageda d’en Jordá en trenecito puede ser una opción muy atractiva. Lo podréis hacer gracias a Actividades Garrotxa, un empresa familiar que gestiona esta oferta de ocio desde hace más de 25 años. Desde el Camping Lava, el camping en la Garrotxa más popular y familiar, os ayudarán a gestionar de manera fácil y cómoda las reservas de las actividades.

Descubrir el parque natural en trenecito, es una recreación muy fidedigna del antiguo trayecto que se realizaba de Olot a Girona. Si viajáis con los más pequeños, os recomendamos también conocer el volcán Croscat en poni. Un divertido paseo que será inolvidable para los más queridos de vuestra casa. Los ponis de la Garrotxa son animales afables, cariñosos y siempre dispuestos a hacer pasar momentos entrañables.

No os perdáis el río Fluvià en su paso por Olot. Sus aguas separan la comarca en dos áreas: la alta Garrotxa y la llanura de Olot.

En este viaje por la zona de campings en Olot, os animamos a desplazaros y recorrer esa zona de la Alta Garrotxa. Un paisaje espectacular por su naturaleza, y abrupto en su amplitud territorial. Gracias a ello, se ha mantenido aislado de la civilización y con muchos rincones asombrosos para los visitantes.

Comer en la Garrotxa: platos volcánicos exquisitos

Si os gusta el buen comer, la oferta gastronómica de la Garrotxa es famosa por sus productos de calidad y muy bien elaborados. Una oferta gastronómica volcánica de cocina artesanal y para todos los paladares.

Platos tan exquisitos com els Fesols de Santa Pau, un tipo de alubia conreada en suelo volcánico. Es un tipo de legumbre pequeña y muy gustosa. La patata de la Vall d’en Vas y la longaniza Piumoc son otros manjares de la Garrotxa.

Ir de camping a la Garrotxa es una experiencia que vale la pena vivir. Con amigos o en familia ir de camping a la Fageda, cumplirá totalmente con vuestras expectativas. En Camping Lava os esperan grandes momentos de alegría, ocio y relax.